ISSN-e: 2745-1380

Litigios por reclamaciones en la atención en salud durante la pandemia: qué sabemos y qué podemos esperar

Nubia Fernanda Sánchez

Médica, epidemióloga y coordinadora de Investigaciones y Publicaciones S.C.A.R.E.

Para abril de 2022, una gran cantidad de países han hecho importantes avances en temas de vacunación y medidas de seguimiento y control del SARS-COV-2/COVID-19, con lo cual se considera que el fin de la pandemia está más cerca que nunca. Con un mayor control de la que en su momento fue una situación crítica, casi todos los sectores de la sociedad han retomado sus labores usuales, intentando recuperar el tiempo perdido. Ahora, con un retorno a la normalidad más efectivo, ciertos problemas empiezan a hacerse visibles, como el aumento en la demanda de diferentes servicios de salud, entre ellos principalmente los servicios de salud mental  (1), y el aumento en la inequidad, y la pobreza (2).

Dentro de los problemas sociales, sanitarios y económicos que se están presentando derivados de la pandemia y la etapa de recuperación a la misma, hay un problema que no ha sido tan visible en América Latina como si lo ha sido en Europa y América del Norte: la aparición, o un aumento en el número de procesos, demandas o reclamaciones relacionadas con la pandemia por COVID-19, el manejo de la misma, y la atención a los pacientes en los momentos más críticos. Este problema quizás se consideró como tal por primera vez en Italia en el año 2020, recordemos que al inicio de este año el país europeo se convirtió en el epicentro de la pandemia, evidenciando como en cuestión de días, el número de casos y fallecimientos podrían llegar a ser suficientes como para frenar por completo a un sistema de salud (3). 

Una vez Italia logro superar ese estallido inicial de casos, en junio de 2020, empezaron a aparecer toda una serie de investigaciones penales, en contra de personal e instituciones de salud, y cuyo tema central era la prevención, el diagnóstico y tratamiento de la COVID-19, enfocándose en un cuestionamiento importante: ¿era posible minimizar o mitigar el impacto que la pandemia había tenido en Italia?; a pesar del aprendizaje inicial, ¿de verdad se siguieron estándares que garantizaran un mínimo nivel de cuidado y atención durante la crisis? (4). La visión general del talento humano en salud en Italia, fue de cómo la población y el Gobierno, le daba la espalda a quienes lo habían arriesgado todo como primera línea de atención, y a raíz de esta situación, otros países empezaron a considerar que esta problemática podría replicarse en sus naciones, por lo cual, se desarrollaron leyes y políticas de “inmunidad”, que blindaban al personal de salud en casos de demandas relacionadas con COVID-19, siempre y cuando los hechos que motivaran la demanda, tuvieran ciertas características particulares (5).

Este panorama se presenta motivado por dos circunstancias, en primer lugar, tenemos la incertidumbre y los riesgos que se presentaron desde el inicio de la pandemia, al ser este, un escenario único y desconocido. Con el inicio de la pandemia se presentaron diversas dificultades, como la limitación en el acceso a insumos, particularmente elementos de protección personal, y capacidades de testeo para COVID-19 inadecuadas; a estas limitaciones, se sumó un incremento en la mortalidad, y una concentración de recursos para atención de COVID-19 que llevó a que se produjeran retrasos en diagnósticos, procedimientos y tratamientos de otras enfermedades, y directamente relacionado con la atención de la COVID-19, tuvimos las afectaciones en la distribución y disponibilidad de Unidades de Cuidado Intensivo (UCI), la aparición de tratamientos inadecuados mientras se entendía mejor la naturaleza del virus y su manejo adecuado, y cambios recurrentes en cuanto a la normativa del sistema de salud, entre otros (6). Otros riesgos que pudimos evidenciar fueron los cambios en definiciones de caso y estándar de manejo de los casos de COVID-19, el aumento del riesgo de desenlaces adversos de los pacientes por el riesgo de contagio con COVID-19, el agotamiento del talento humano en salud, y el crecimiento exponencial de la telemedicina, la teleconsulta y el telemonitoreo, las cuales pasaron por una etapa de adaptación en la que posiblemente la calidad de historia clínica y consentimiento informado, no fueron óptimas (6,7). Los riesgos anteriormente mencionados, se intentaron mitigar a través de acciones como las que se llevaron acabo de parte de la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación S.C.A.R.E.: manteniendo un flujo constante de capacitaciones e información acerca de los cambios de la lex artis en las distintas fases de la pandemia (8,9), buscando brindar estrategias para afrontar dilemas éticos, entre otros. Existe información de algunos pacientes y familiares que han iniciado litigios considerando que la atención que recibieron no era la adecuada, al no ser la que se presentaba en medios de comunicación, así como reclamaciones con relación a la atención no oportuna de pacientes que requerían UCI cuando estas no estaban disponibles. En general, el principal riesgo presentado fue la inexperiencia de todos y cada uno de los actores, obligados a enfrentar un hecho histórico sin precedentes con los recursos que estuvieran disponibles en el momento.

Esto también te puede interesar  Tiempo e información: la columna vertebral para evitar procesos en neurocirugía

En segundo lugar, tenemos una importante consideración, y es el panorama dinámico de la pandemia; frecuentemente se producían cambios de definiciones y se hacían descubrimientos y avances en medidas de prevención y contención, y en este entorno es importante reconocer que lo que en un momento de crisis pudo ser justificable, podría tener un menor sustento cuando los casos empezaban a disminuir (10).

Las circunstancias mencionadas previamente pueden motivar litigios en dos escenarios posibles (10):

  • Escenario más evidente: la priorización de UCI y ventiladores que pudieron dejar de lado la atención de algunos pacientes.
  • Escenario menos evidente: las atenciones diferidas por el manejo de la pandemia (cirugías, procedimientos, diagnósticos), las atenciones domiciliarias, y fallecimientos en casa, que pudieron ser reflejo de la atención en momentos de crisis.

Con el retorno efectivo a la normalidad, todos los sectores retoman sus actividades, y desde luego, el área jurídica y legal no es la excepción, los procesos y litigios que habían sido frenados por la pandemia, están recuperando su curso y los juzgados y tribunales se encuentran operando nuevamente. Respecto a si la situación que se presentó en Italia podría presentarse en otros países, si esperamos un incremento en procesos o reclamaciones a raíz de la pandemia, no existe una respuesta certera (11) existen, sin embargo, algunos pronósticos teóricos que podrían ser de interés.

Un aumento en el número de procesos relacionados con COVID-19 en Colombia, tardará en ser evidente, se esperaría que pasen al menos 2 o 3 años para poder percibir el verdadero impacto, esto debido a que el flujo usual de los procesos jurídicos aún está regresando a los niveles pre-pandemia, y ya que hubo una reducción en el número de atenciones a pacientes, la cifra de demandas médico-legales disminuyó e irá aumentando gradualmente; además, en este momento todos los actores se encuentran en una etapa de “esperar y ver” pues la pos-pandemia tiene tanta incertidumbre como la misma pandemia (6). Tenemos claro, sin embargo que existen ciertos factores que definitivamente motivaran acciones y discusiones que se visibilizarán a partir de ahora (12):

  • Existe un número indeterminado de pacientes y familiares que sufrieron pérdidas o lesiones.
  • La crisis económica pos-pandemia podría motivar demandas.
  • Las solicitudes de compensaciones económicas pueden exacerbar el efecto de la crisis para las instituciones, el talento humano en salud, aseguradoras y pacientes.
  • Por el panorama dinámico de la pandemia, los peritos expertos jugarán un papel clave definiendo cuál era la evidencia y las guías disponibles al momento de ocurrencia de un error.
Esto también te puede interesar  ¿Cuál es el momento ideal para proteger mi ejercicio profesional de litigios y reclamaciones?

Referencias

1.         World Health Organization. COVID-19 pandemic triggers 25% increase in prevalence of anxiety and depression worldwide [Internet]. News release. 2022. Disponible en: https://www.who.int/news/item/02-03-2022-covid-19-pandemic-triggers-25-increase-in-prevalence-of-anxiety-and-depression-worldwide

2.         Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL. Pobreza extrema en la región sube a 86 millones en 2021 como consecuencia de la profundización de la crisis social y sanitaria derivada de la pandemia de COVID-19 [Internet]. Comunicado de prensa. 2022. Disponible en: https://www.cepal.org/es/comunicados/pobreza-extrema-la-region-sube-86-millones-2021-como-consecuencia-la-profundizacion-la

3.         Serrano-Conde L. Italia recuerda cómo la covid convirtió Codogno en la “zona cero” hace un año [Internet]. EFE:Salud. 2021. Disponible en: https://efesalud.com/icoronavirus-talia-recuerda-covid-un-ano/

4.         d’Aloja E, Finco G, Demontis R, Napoli PE, Fossarello M, Nioi M. COVID-19 and medical liability: Italy denies the shield to its heroes. EClinicalMedicine [Internet]. 2020 Aug 1;25. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.eclinm.2020.100470

5.         Hickey KJ. The PREP Act and COVID-19, Part 1: Statutory Authority to Limit Liability for Medical Countermeasures [Internet]. 2022. Disponible en: https://crsreports.congress.gov/product/pdf/LSB/LSB10443#:~:text=Under the HHS Declaration and,covered countermeasures against COVID-19.

6.         Amwins Inc. COVID-19’s Impact on Medical Professional Liability Litigation [Internet]. Resources+Insights. 2021. Disponible en: https://www.amwins.com/resources-insights/article/covid-19-s-impact-on-medical-professional-liability-litigation

7.         Arimany-Manso J, Martin-Fumadó C. Aspectos médico-legales derivados de la pandemia de la COVID-19. Med Clin (Barc) [Internet]. 2020/06/25. 2020 Oct 23;155(8):344–6. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32651072

8.         Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación S.C.A.R.E. ¿Sabe usted cómo enfrentar la crisis generada por el COVID-19? [Internet]. Noticias. 2022. Disponible en: https://scare.org.co/noticias/sabe-usted-como-enfrentar-la-crisis-generada-por-el-covid-19/

9.         Jiménez Rodríguez GM, Cañas Mejía ÓD. La incertidumbre para la toma de decisiones en escenarios clínicos. InfoSCARE [Internet]. 2020;29–31. Disponible en: https://revistainfoscare.com/pdfs-anteriores/edicion-octubre-diciembre-2020/

10.       Kelly A-M. COVID-19 and medical litigation: More than just the obvious. Emerg Med Australas [Internet]. 2020/06/03. 2020 Aug;32(4):703–5. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32386246

11.       Bilotta C, Zerbo S, Perrone G, Malta G, Argo A. The medico-legal implications in medical malpractice claims during Covid-19 pandemic: Increase or trend reversal? Med Leg J. 2020;88(1_suppl):35–7. 12.         Oliva A, Caputo M, Grassi S, Vetrugno G, Marazza M, Ponzanelli G, et al. Liability of Health Care Professionals and Institutions During COVID-19 Pandemic in Italy: Symposium Proceedings and Position Statement. J Patient Saf [Internet]. 2020 Dec;16(4):e299–302. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32941344

4.7 3 Votos
Calificación artículo

Más vistos

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x