ISSN-e: 2745-1380

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué pasa si me demandan como rural o recién egresado?

En el escenario de la práctica médica, los recién egresados y profesionales del Servicio Social Obligatorio (SSO) enfrentan crecientes inquietudes sobre las posibles reclamaciones legales que podrían presentar en su ejercicio profesional. Este artículo explora la red de interrogantes que rodea a los profesionales del sector, proporcionando no solo cuestionamientos esenciales sino también estrategias vitales para mitigar riesgos y, en caso necesario, abordar prontamente situaciones jurídicas adversas.

Actualmente, el talento humano en salud se encuentra expuesto a posibles escenarios jurídicos en los que se pueden ver involucrados por el ejercicio de su profesión, las maneras de evitarlo y las posibles consecuencias que puedan generarles. En esta línea, se presentan interrogantes tales como: ¿Puedo ir a la cárcel solo por haber atendido a un paciente que tuvo una complicación? ¿Si me demandan debo responder con mi patrimonio? ¿Si me citan a una diligencia en el Tribunal de Ética pueden quitarme mi tarjeta profesional? ¿Cómo puedo evitar que me demanden? ¿Si un paciente presenta una complicación, pero ya no me encontraba en turno, me pueden demandar? ¿De qué depende que me demanden?, entre otros tantos interrogantes que, sumado al vertiginoso aumento de procesos jurídicos adelantados contra los profesionales de la salud y, en general, otras tantas preguntas, requieren la implementación de medidas necesarias que permitan mitigar el riesgo de verse sometidos a este tipo de situaciones. Además, en caso de que se presente, es crucial saber las acciones más expeditas que se deben tomar.

El personal de salud, en el ejercicio de su profesión, puede verse involucrado en distintos escenarios que generen consecuencias legales a partir de la atención brindada a sus pacientes, por cualquier tipo de eventualidad que se presente durante la atención, ya sea por mala praxis, negligencia médica, error en medicación o incluso en situaciones ajenas al profesional. Basta solo haber participado en la atención, para ser vinculado en el proceso judicial.

Enfrentar una demanda genera tanto estrés que podría verse reflejado en sus relaciones familiares y laborales, incluso llegar a afectar su salud emocional. Por esto a continuación te presentamos un paso a paso de todo lo que debes tener en cuenta al momento de recibir información sobre cualquier proceso jurídico en tu contra:

  1. Comunícate inmediatamente con un abogado especialista en la materia, quien tenga la experiencia y el conocimiento para poder estructurar una estrategia de defensa adecuada de acuerdo con la situación que está presentando.
  2. Manifiesta a tu abogado un relato detallado de lo ocurrido durante la atención brindada al paciente por los hechos que son materia de investigación. No omitas nada, incluso si consideras que hubo algún error tuyo o por parte de alguno de tus compañeros.
  3. Informa cómo te encuentras emocionalmente e realiza todas las preguntas que tengas frente al proceso.
  4. No inculpes ni re inculpes. No acuda a ninguna diligencia o reunión sin el acompañamiento de tu abogado, ni responda ninguna petición sin la revisión previa de este.
  5. Permanece atento a la información que recibes a través de tu correo electrónico. Revísalo de manera constante y mantén actualizados tus datos personales, utilizando un correo exclusivo para las notificaciones profesionales.

Recomendaciones infaltables para los profesionales que inician su SSO

Al iniciar el SSO muchas veces se desconocen algunas recomendaciones en términos médico-legales y contractuales que es de vital importancia que conozcas para proteger el ejercicio de tu profesión. Es por eso que hoy te traemos esta guía práctica:

  1. Al iniciar tu SSO conserva la constancia de los documentos de tu vinculación (contrato o resolución de nombramiento y acta de posesión)
  2. Solicita el manual o carta de la gerencia donde consten las funciones que desempeñarás durante tu ejercicio como médico SSO.
  3. Diligencia la historia clínica siguiendo los parámetros legales.
  4. Recuerda obtener el consentimiento informado completo y previo de las intervenciones en salud que realizarás al paciente y deja constancia de este en la historia clínica. Debe estar debidamente firmado por el paciente o su representante.
  5. Conserva la relación de turnos y del trabajo suplementario, incluyendo las disponibilidades efectivas, ante eventuales dudas sobre tu jornada laboral o tus pagos.
  6. No firmes documentos sin antes leerlos o asesorarte con un abogado para verificar la legalidad y conveniencia de su contenido.
  7. No asistas a ningún tipo de diligencia o citación sin antes asesorarte con un abogado.
  8. Conserva buenas relaciones con tus compañeros de trabajo y, ante cualquier desavenencia con ellos o tus superiores, intenta optar siempre por las soluciones amigables y concertadas.
  9. Recuerda que los profesionales del SSO, en donde no haya cobertura directa del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, se desempeñarán como peritos, quedando obligados a reportar su actividad al Sistema Médico Legal.

Te invitamos a descargar aquí y compartir con tus colegas y amigos nuestra Cartilla Práctica de SSO

0 0 Votos
Calificación artículo

Más vistos

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x