ISSN-e: 2745-1380

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El “influencer” que hay detrás de un profesional de la salud

Hace algunos años no era posible elegir a nuestro médico tratante, odontólogo o profesional de la salud, pues sencillamente era asignado por el prestador de servicios; posteriormente, en el mejor escenario, podíamos intentar contactar a alguno de ellos por recomendaciones de nuestros familiares, amigos o por el directorio telefónico, pero esta elección era bastante limitada. No obstante, esos tiempos han cambiado, hoy existe una infinidad de opciones de profesionales que podemos escoger de manera particular, por nuestra EPS o prepagada, lo que ha generado que sus servicios sean ofrecidos de una forma diferente, más llamativa y en la mayoría de los casos enfocada hacia los resultados obtenidos.

Es por ello que nos resulta familiar y hasta habitual ver publicaciones en redes sociales de diversas profesionales demostrándonos sus conocimientos y los servicios que prestan; no siendo el talento humano en salud exento de esta práctica; pues, por el contrario, vemos cómo en algunas ocasiones las cámaras atraviesan las paredes del quirófano y podemos observar la totalidad del procedimiento realizado, así como su estado previo y posoperatorio. Posteando fotografías o imágenes de un antes y un después, para hacer evidente el resultado obtenido, generando una expectativa en quien desea dicho procedimiento. En otras ocasiones, los más prudentes, solos nos permiten ser testigos de parte de sus consultas, quedando a la luz detalles propios de la relación médico-paciente, guardando la reserva de este último u otros revelándola (se presume que con la autorización previa de este).

Este tipo de publicaciones puede traer beneficios para el profesional, podrá convertirlo en un famoso especialista, renombrado y destacado, así como muchas personas desearán convertirse en sus pacientes. Sin embargo, esto también puede ser utilizado como medio probatorio, favorable o en algunos casos desfavorable, por ello la importancia y cuidado en la información que se esté comunicando y cómo se esté transmitiendo.  

Esto también te puede interesar  Historia clínica ¿Cuál es su importancia e impacto en un proceso de responsabilidad civil médica?

Las redes sociales están a nuestro alcance con una facilidad extrema; el beneficio de su uso, en nuestro concepto, es mucho mayor que los riesgos que conlleva. Sin embargo, no podemos desconocer que existen lugares o normas que restringen su uso, por lo que debemos siempre consultar, previo a la práctica de este anuncio, si en la institución en la cual desempeño mi labor nos está permitido ingresar con celulares al quirófano, grabar los procedimientos, si el equipo que hace parte de este procedimiento está de acuerdo o no, si se garantiza la reserva de su identificación y de sus datos personales, entre otros.

Ahora, para ciertas personas o colegas este tipo de publicidad es contrario a la ética profesional, por lo que, al consultar dicha norma, que vale la pena aclarar, la ley de ética médica fue expedida en 1981, cuando indiscutiblemente las redes sociales no existían, por lo que seguramente su capítulo VI que regula lo referente a los métodos publicitarios, es tan limitado, resulta necesario complementarlo con otro tipo de regulaciones como el estatuto del consumidor (en caso de aplicar al procedimiento o servicio prestado por el profesional), normas de habeas data y normas constitucionales de protección de datos, derechos fundamentales a la intimidad y reserva legal.

En ese sentido, apoyamos el uso las redes sociales como medio publicitario para los profesionales de la salud, siempre y cuando se acaten las restricciones, permisos o prohibiciones que cada institución tenga para ello, así como respetar los derechos de sus pacientes, reservando la privacidad de su imagen, en caso de que este se oponga a su exposición e identificación o solicitando la autorización escrita para ello; considerando a nuestros colegas como tal; advirtiendo en cada post que dicho resultado corresponde a ese paciente en particular, ya que cada paciente y cada caso es diferente por lo que no se pueden asegurar resultados idénticos a los publicados y en general no olvidando los principios éticos rectores de su profesión u oficio.

3.4 7 Votos
Calificación artículo

Más vistos

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x