ISSN-e: 2745-1380

¿Cuál es el momento ideal para proteger mi ejercicio profesional de litigios y reclamaciones?

Nubia Fernanda Sánchez

Médica cirujana, magíster en Epidemiología clínica

La Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (S.C.A.R.E.) realiza un seguimiento de los litigios y reclamaciones de sus afiliados protegidos a través del Fondo Especial para Auxilio de Demandas-Fepasde, con el objetivo de proporcionar ayuda, no solo a aquellos que han sido objeto de estos procesos, sino también a los que aún no han recibido algún tipo de litigio o reclamación. Con la información proveniente de estos procesos jurídicos es posible entender algunos de los factores que pueden representar un riesgo para eventuales demandas para el talento humano en salud. Aunque no existe una única razón que permita definir cuándo y por qué un profesional de la salud será demandado por la atención que presta, sí existen ciertos factores que hacen que el número de demandas derivadas de la atención prestada a pacientes presente variaciones, como lo son: género, profesión, especialidad, departamento, e incluso edad; esta última variable la analizaremos con un poco más de detenimiento en este artículo.

La edad del personal que brinda atención a un paciente ha sido considerada por algunos autores como un determinante de la calidad de la atención, pues, hipotéticamente, el talento humano en salud con mayor edad tendrá mayor experiencia y estará en capacidad de brindar una mejor atención (1); sin embargo, resulta apenas natural considerar que con una edad avanzada, las capacidades técnicas y cognitivas eventualmente empezarán a verse afectadas, lo cual derivará en errores al momento de desempeñar sus labores (2), y en ocasiones podría ser un motivo de litigio o reclamación. La información respecto a la edad como factor de riesgo para demandas, reclamaciones o litigios en el personal de salud, es contradictoria y depende de la muestra empleada; por ejemplo, al considerar el caso puntual de los médicos, Choudhry et al. (3) mencionan que la calidad de la atención varía según la edad porque los médicos de mayor edad y experiencia no suelen incorporar nuevas prácticas a menudo y emplean aquellas que desde su experiencia les han traído los mejores resultados, mientras que aquellos más jóvenes suelen tomar un mayor riesgo buscando innovar en la atención de sus pacientes utilizando nuevas estrategias terapéuticas. Esta afirmación, desde luego, no implica que toda atención rutinaria esté desprovista de riesgos, ni que todo tratamiento innovador sea peligroso.

Esto también te puede interesar  Consentimiento informado en menores de edad y personas con discapacidad ¿Cómo abordarlo?

Aunque la información al respecto puede ser contradictoria, existe un punto de acuerdo entre los autores, y es que el mayor riesgo de que una falla de la atención derive en un proceso legal se encuentra en el momento en que el profesional atiende un mayor número de pacientes, es decir, su etapa más productiva, alrededor de los primeros 20 años de ejercicio profesional (4). Se observa, sin embargo, un aumento del riesgo con el aumento de la edad debido a que, mientras más pacientes atienda un profesional, más riesgo habrá de que se cometa un error, e inevitablemente, mientras más años de su ejercicio profesional transcurran, el número total de pacientes que ha atendido durante su vida irá aumentando siempre y cuando mantenga su práctica asistencial (5).

Hay estudios que aportan evidencia a la observación anterior; por ejemplo, en una encuesta realizada a más de 3000 médicos en Estados Unidos se encontró que al menos un 8,2 % de los profesionales menores de 40 años habían sido objeto de litigio o reclamación, cifra que asciende casi hasta el 50 % entre los mayores de 54 años (5). De manera similar, el estudio de Taragin et al. (6) menciona como, en una cohorte de 11.720 médicos, el mayor riesgo de que un médico tuviera una reclamación se presentaba entre los 36 y 55 años de edad, con un pico alrededor de los 40 años de edad.

Tenemos también el análisis de Weycker y Jensen, quienes encontraron en un modelo predictivo que los médicos mayores de 60 años tenían una probabilidad significativamente menor de ser demandados (7). Al haber permanecido casi toda su vida de práctica asistencial sin vincularse a algún proceso, es poco probable que en sus últimos años se vinculen a algún litigio o reclamación relacionados con atención a pacientes.

Con los datos presentados, ¿cuál es entonces el momento ideal para proteger mi ejercicio profesional de litigios y reclamaciones?, la respuesta es que siempre será el momento ideal. El tiempo que pasa el talento humano en salud atendiendo a sus pacientes (indirectamente, su edad), gradualmente se convierte en un riesgo de sufrir litigios o reclamaciones, pero no es la única característica que podría llevar a un error, evento adverso o vinculación a un proceso jurídico o legal. Incluso, una atención libre de riesgos, errores o eventos adversos, podría ocasionar también un proceso en contra de un profesional de la salud.

Esto también te puede interesar  Tiempo e información: la columna vertebral para evitar procesos en neurocirugía

Como se mencionó al inicio, existen distintos factores que pueden influir en esta situación, y la edad es solo una de ellas; algunos miembros del talento humano en salud, inevitablemente tendrán un mayor riesgo jurídico, dado por ejemplo, por la atención de pacientes más complejos o con un estado de salud más delicado, o por factores no relacionados directamente con los pacientes, como podría ser laborar en instituciones que no cuentan con recursos suficientes o que no proveen un entorno seguro de atención. Si bien la edad no es el único factor causal, sí nos da una importante conclusión: mientras más tiempo pase atendiendo pacientes, habrá un mayor riesgo de ser vinculado a un litigio o reclamación. Por lo anterior, podríamos considerar que el talento humano en salud puede beneficiarse de buscar una adecuada protección y mitigación de los riesgos de sufrir una reclamación o litigio, en cualquier momento de su ejercicio profesional.

Referencias

1.         Rolph JE, Kravitz RL, McGuigan K. Malpractice claims data as a quality improvement tool: II. Is targeting effective? JAMA. 1991;266(15):2093-7.

2.         Rojas JAC. Resultados quirúrgicos y la edad avanzada del cirujano, navegando entre la transición y el retiro. Cir Gen. 2010;32(s1):52-6.

3.         Choudhry NK, Fletcher RH, Soumerai SB. Systematic review: the relationship between clinical experience and quality of health care. Ann Intern Med. 2005;142(4):260-73.

4.         Dolci GF. Mala práctica y edad avanzada. Gac Med Mex. 2011;147(3):266-9.

5.         Guardado JR. Medical liability claim frequency among US physicians. 2017. Policy Res Perspect [internet]. 2017 [citado: 1 de julio de 2022]. Disponible en: http://productionkeywords.s3.amazonaws.com/uploads/tgaomm0ei/policy-research-perspective-medical-liability-claim-frequency.pdf

6.         Taragin MI, Wilczek AP, Karns ME, Trout R, Carson JL. Physician demographics and the risk of medical malpractice. Am J Med. 1992;93(5):537-42. 7.          Weycker DA, Jensen GA. Medical malpractice among physicians: who will be sued and who will pay? Health Care Manag Sci. 2000;3(4):269-77.

5 1 Votar
Calificación artículo

Más vistos

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x