ISSN-e: 2745-1380

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Listas de chequeo y paradas de seguridad: ¿Qué es lo más importante que debes verificar?

Han sido años de esfuerzo, dedicación y compromiso con la implementación de estrategias en salud que le ayuden a los equipos quirúrgicos a mejorar la seguridad de los pacientes; dentro de estas actividades se encuentran las paradas de seguridad y la implementación de las listas de chequeo, no obstante, dentro de la práctica operativa aún se siguen presentando fallas con relación al cumplimiento y la adherencia de las mismas, razón por la cual antes de generar cambios institucionales, es importante considerar las siguientes preguntas ¿Por qué no se realizan las paradas quirúrgicas? ¿Por qué en unos procedimientos sí se implementa la estrategia y en otros no? ¿Por qué es importante la realización de estas dentro de los procedimientos quirúrgicos? ¿Quién o quiénes son los responsables de dichas implementaciones? ¿Se puede motivar al personal para generar dicha adherencia? Con el fin de brindar una orientación frente a estas preguntas, se realiza el siguiente texto educativo donde se pretenden resolver las inquietudes anteriormente señaladas.

¿Qué son las listas de chequeo?

Las listas de chequeo son herramientas que permiten la verificación del paso a paso de una tarea, a través de la comprobación de una serie de ítems agrupados y sistematizados, con el propósito de garantizar el cumplimiento de aspectos relevantes que propendan por un actuar seguro y de calidad.

¿De dónde surgen las listas de chequeo?

El origen de las listas de chequeo, se remonta a los años 30 con un accidente aéreo en el cual un piloto experimentado comete un error, estableciéndose la necesidad de crear una lista que recordara a los pilotos, las acciones necesarias a ejecutar antes de un despegue. Estas acciones dieron paso a la creación de listas para planear las actividades en las distintas disciplinas, por su parte en el sector salud se han utilizado desde la toma y consigna de signos vitales, la planificación de acciones en situaciones de código y la comprobación de disponibilidad de recursos, hasta llegar a las listas de chequeo para una cirugía segura.

¿Por qué son importantes las listas de chequeo?

La aplicación correcta y minuciosa de las listas de verificación, disminuye errores asociados a fallas en comunicación y omisión en la verificación de aspectos relevantes e indispensables para la ejecución de tareas. Así mismo, fortalece el trabajo en equipo, permitiendo dejar constancias, recopilar datos e identificar fallas, optimizando tiempos.

¿Qué condiciones debe tener una lista de chequeo?

Para garantizar el adecuado funcionamiento de las listas de chequeo, se deben tener en cuenta aspectos relacionados con la accesibilidad a esta, la claridad y organización en su formato, la brevedad que permita una verificación concisa, la socialización minuciosa a todo el personal involucrado de los momentos y los ítems, incluyendo la responsabilidad compartida en la aplicación.

¿Cuáles son las listas de chequeo para una cirugía segura, que existen en el mundo?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de la Alianza Mundial para la seguridad del paciente, creó en el año 2008 la iniciativa, “La cirugía segura salva vidas”, con el propósito de reducir la mortalidad de origen quirúrgico, estableciendo diez objetivos esenciales para la seguridad de la cirugía, estos objetivos dieron paso a la creación de una lista de verificación, que se recomienda completar, modificar y adaptar a las prácticas locales.

Esto también te puede interesar  Cuando el médico se vuelve paciente

De acuerdo con lo anterior, cada institución prestadora de servicios de salud tiene la autonomía de adaptar la lista de chequeo propuesta por la OMS, de tal manera que se verifiquen los ítems relevantes y necesarios para fortalecer la seguridad de los procedimientos quirúrgicos.

Por su parte, la Universidad de Nottingham, en colaboración con la Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (S.C.A.R.E), construyó una lista de chequeo con infografía, que facilita la verificación visual de los ítems, motivando al equipo quirúrgico a interactuar en cada uno de los momentos. De igual manera, se resalta la importancia de la comprobación de aspectos de seguridad en las áreas de admisión y preparación de pacientes, antes de trasladarlo al quirófano y la pausa de seguridad inicial antes de la inducción de anestesia.

¿De quién es la responsabilidad de la aplicación de la lista de chequeo para una cirugía segura?

La responsabilidad en la aplicación de la lista de chequeo para una cirugía segura recae sobre todos los miembros del equipo quirúrgico, quienes trabajando en equipo e interactuando, verificarán cada uno de los aspectos, incluso de ser posible en compañía del paciente consciente.

Cabe resaltar que, para la verbalización y diligenciamiento de los ítems, se recomienda establecer un líder que garantice el entendimiento y las respuestas necesarias.

¿Cómo puedo motivar a mi equipo en la aplicación correcta de la lista de chequeo?

Tal como se señaló en la introducción de este artículo, antes de generar cambios dentro de la organización, es de vital importancia conocer la realidad de los quirófanos, para esto se proponen las siguientes preguntas: ¿Existe un buen clima laboral? ¿Qué personal contribuye a la realización de las paradas quirúrgicas? ¿Qué personal no contribuye a la realización de las paradas quirúrgicas? ¿Quiénes pueden ser líderes positivos dentro del servicio? ¿Quiénes pueden ser líderes negativos dentro del servicio? Con estos interrogantes de diagnóstico, que pueden ser utilizados y ampliados de acuerdo a la necesidad de la institución, se pretende conocer el contexto e identificar las causas de la realización o no de las paradas; también es de considerar la percepción que tiene todo el quipo quirúrgico de la importancia de las mismas, pues si  alguien piensa que esta práctica segura es irrelevante y les quita tiempo, todo el personal puede adoptar la misma posición. 

Una vez se conozca el contexto, la institución debe velar por promover una cultura justa, definida por el Consejo Argentino de Oftalmología (2016), como “una atmósfera de confianza en donde se estimule y hasta se premie aquellas personas que brindan información esencial referida a la seguridad, pero en la cual también todo el mundo tenga claro dónde se encuentra la línea entre las conductas aceptables e inaceptables”.

Este es el primer paso para motivar al personal sobre la aplicación correcta de las listas de chequeo y generar una cultura justa y no punitiva, a partir de allí, comienzan los cambios. Un segundo factor tiene que ver con las actitudes, y con esto se hace referencia a que se debe premiar o incentivar aquellos líderes positivos, independiente de la profesión u oficio que tengan dentro de los quirófanos, pues sus prácticas seguras deben ser adoptadas por los compañeros de trabajo.

Esto también te puede interesar  Últimas tendencias en seguridad del paciente: Paso a paso para el talento humano en salud

Como tercer elemento motivacional, se debe empoderar a los líderes negativos y lograr, a través de un proceso de entrenamiento, que sean ellos quienes hagan ver a su equipo de trabajo la eficacia y funcionalidad de la implementación de pausas de seguridad.

Cuando se logre hacer uno de estos pasos, hay que felicitar a todo el personal, pues los pequeños cambios hacen que más adelante se potencialicen las prácticas seguras, y se inicie un cambio real hacia una cultura institucional justa orientada al empoderamiento de las pausas de seguridad.   

Para concluir, a pesar de que las estrategias que se pueden implementar para garantizar la seguridad del paciente, son muchas, una de las grandes debilidades es la poca adherencia que tienen estas dentro de las unidades funcionales donde se aplican; este es el caso de las paradas de seguridad, pues en la actualidad aún se siguen presentando errores por la no verificación de las listas de chequeo, razón por la cual es de vital importancia que las instituciones reconozcan la importancia de las listas de chequeo, se estén actualizando sobre los ítems de cada una de estas, y se generen protocolos donde se establezca el liderazgo que deben cumplir todas las personas que se encuentran inmersas dentro de los procedimientos quirúrgicos, así como que promuevan una cultura justa y finalmente, reconozcan y motiven los actos seguros que se realicen.

Algunas recomendaciones

  • Pese a que todos son los líderes, debe haber una persona que sea la encargada de movilizar la atención del equipo.
  • Las pausas de seguridad deben garantizar que todo el equipo se detenga con el fin de verificar la información que se está entregando, esto hace que la atención esté concentrada única y exclusivamente en este proceso. 
  • Se debe garantizar que el equipo esté completo y presente.
  • La presentación del equipo con el paciente, hace que se disminuya la tensión y los niveles de estrés, con ello también se promueve un trato humanizado.
  • Verificación de ítems en orden.
  • Firma consciente.
  • Promover una cultura justa dentro de la institución.
  • Motivar al personal que realiza bien sus tareas relacionas con las listas de verificación y las pausas.
  • Entrenar aquellas personas consideradas como líderes negativos para generar cambios dentro del área de trabajo. 

Referencias.

Consejo Argentino de Oftalmología (2016). Cultura justa: El equilibrio entre lo no punitivo y lo disciplinario. Disponible en: https://oftalmologos.org.ar/noticias/611-cultura-justa-el-equilibrio-entre-lo-no-punitivo-y-lo-disciplinario

5 2 Votos
Calificación artículo

Más vistos

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x