ISSN-e: 2745-1380

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ilusión y realidad de un médico recién egresado en Colombia

El médico recientemente titulado, con un potencial de servicio a la humanidad, ilusión por realizaciones en la carrera escogida y búsquedas de seguridad para la vida, se encuentra con incertidumbres y contradicciones ante el panorama laboral y social en la Atención Primaria en Salud – APS, en Colombia, generador de estados de ansiedad relacionados con “el cambio de calidad de vida de la colectividad, sociedades e individuos” (Unisabana, 2019).

Las vaguedades y restricciones de la APS, en las IPS y EPS, en la atención a la salud primaria, limitada a lo básico y por fuera de programas establecidos, se ha agravado en los tiempos de pandemia COVID-19, situación atendida en primera línea, por un gran número de personal médico, recientemente graduado, sin experiencia en esta catástrofe, que truncó la vida de médicos y personal de la salud experimentado.

La frustración se presenta cuando las personas experimentan obstáculos para alcanzar sus objetivos, deseos y necesidades, cuando sus expectativas no se cumplen o perciben que sus esfuerzos no tienen éxito. En algunos casos la ansiedad o la depresión ante las distintas frustraciones, plantean retos a las políticas de cuidado al personal de la salud y medidas preventivas, enfocadas en el mejoramiento de las contrariedades resultantes de esta problemática.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su definición de la salud, plantea que es «un estado de completo bienestar físico, mental y social y no simplemente la ausencia de enfermedad o dolencia» (OMS,2017, p 3). Desde la psicología en este campo, se explora la promoción y mantenimiento de la salud, la prevención en influencia de factores sociales, biológicos, psicológicos y culturales en los estados de salud (Alcántara Moreno, 2008).

El galeno se encuentra en nuestro país con que la realidad de los médicos es mucho más difícil de lo que había pensado y acceder a una especialidad implica inversión económica, así como trabajo por varios años para lograrlo, sometimiento a condiciones laborales agotadoras. Al inicio, esto causa desconcierto emocional, posteriormente incertidumbre y estrés, por ejemplo, por turnos laborales prolongados y pregunta por el sentido de vida, en la carrera escogida. Es entonces cuando podemos encontrar médicos frustrados, sin embargo, es una emoción normal que se manifiesta en diversos grados desde una leve irritación hasta una fuerte angustia emocional, con síntomas como enfado, desánimo, ansiedad, tristeza y sensación de impotencia.

Situaciones que pueden llevar a estos médicos recién graduados a presentar frustración pueden ser los desafíos ante la búsqueda de empleo que se ajuste a sus expectativas, condiciones laborales con largas jornadas y alta carga de pacientes atendidos con recursos insuficientes, bajos salarios ante el tiempo invertido para su especialidad, inseguridad en su capacidad clínica ante la responsabilidad que deben adquirir, falta de mentoría en su práctica médica dependiendo del sitio en el que se encuentren. Durante su carrera han enfrentado alta carga académica y presión por su formación, lo que puede llevarlos a iniciar su vida laboral con niveles de burnout y problemas de salud.

No todos los médicos recién egresados experimentan estas dificultades y niveles de frustración, puesto que en ciertas circunstancias puede llevar a una respuesta adaptativa, motivando a estos nuevos graduados a esforzarse por alcanzar sus metas. La combinación de factores personales y de comunicación, la elección de especialización y el entorno laboral en el que se desempeñen pueden influir en la experiencia de un médico recién egresado en Colombia.

  • Las estrategias para lidiar con la frustración incluyen el desarrollo de habilidades de afrontamiento, la búsqueda de apoyo emocional, la reflexión sobre las expectativas e identificación de la fuente de frustración.
  • Aprender a manejar la frustración de manera constructiva es importante para mantener un equilibrio emocional y tomar decisiones efectivas en la vida cotidiana, tomando las lecciones aprendidas para enfrentar desafíos similares.
  • Mantener un equilibrio entre su vida personal, familiar y profesional, haciendo énfasis en la comunicación asertiva en cada contexto, buscando soluciones para abordar retos y obstáculos.
  • Es llamativo que, a pesar de las dificultades en el inicio de su vida laboral, la vocación del médico es tan inquebrantable, que en altos porcentajes realiza su labor gustosamente en donde se ubican, permitiendo entonces la mejor toma de decisiones, la empatía con sus pacientes y colegas, aumentando su autoestima y finalmente reduciendo el estrés, la angustia y el miedo a su nueva realidad.

Para finalizar, se recomienda que la política de salud de Colombia tenga en cuenta este potencial de los médicos recién egresados y faciliten el cuidado de los cuidadores de la salud, ante las necesidades rurales y urbanas que apremian. Reconocer que este recurso humano valioso, puede contribuir en consideración a su ilusión, con conocimiento, formación y deseos de aportar al mejoramiento de la calidad de vida y salud del país. A estos nuevos profesionales, recomendarles que manejen la frustración de forma constructiva para mantener su equilibrio emocional, tomar sus decisiones de forma efectiva, organizar sus finanzas para la inversión en su formación constante, buscar apoyo emocional y reflexionar sobre sus expectativas desde una perspectiva flexible ante las situaciones difíciles.

Referencias
Alcántara, Sapiens. Revista Universitaria de Investigación, Año 9, No. 1, junio 2008
Monterrosa-Castro A, Dávila-Ruiz R, Mejía-Mantilla A, Contreras-Saldarriaga J, Mercado-Lara M,
Flores-Monterrosa C. Estrés laboral, ansiedad y miedo al COVID-19 en médicos generales colombianos. MedUNAB. 2020;23(2): 195-213. Doi: 10.29375/01237047.3890

5 2 Votos
Calificación artículo

Más vistos

Suscribir
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x